TODOS SOMOS CULTURA

Museo Folklórico

Puede decirse que es el más riojano de los museos. La tradición de los riojanos está reflejada en cada una de sus salas; el fervor religioso representado con el tinkunaco; la sala de mitología que alberga cada una de las divinidades diaguitas; la sala cocina con los utensilios típicos con ollas de barro cocido, platos de madera; también se muestran tejidos en la sala dormitorio y la sala bodega con el lagar, el alambique y todos los elementos necesarios para la elaboración de vinos y otras bebidas.

Imágenes