TODOS SOMOS CULTURA

La poesía riojana y el mensaje de Angelelli en la Feria del Libro de Buenos Aires

La Rioja participó de la Feria Internacional del Libro con un acto institucional realizado en la sala Alfonsina Storni del predio de la Rural. Residentes riojanos en Buenos Aires y público interesado, se dio cita al evento en el que se lució la poesía riojana y se resaltó la figura de Enrique Angelelli. La música llegó junto a la cantora Bruja Salguero, Alejandro Roldán y Ramiro Pereyra.

500x500

Junto al secretario de Cultura, estuveron presentes los subsecretarios Patricia Herrera y Nicolás Halkett y los directores de Adminisración, Diego Ballarino; de Innovación Cultural, Ana Mercado Luna y del Teatro Víctor María Cáceres, Graciela Martíez.

También acompañaron la representante del Programa Cultura del Consejo Federal de Inversiones CFI, Estela García y la directora de Promoción de la Secretaría de Turismo de la provincia, Dolores Suilar.

El secretario de Cultura, Víctor Robledo, fue el encargado de abrir el acto de la provincia en este prestigioso evento de la cultura nacional e internacional, que se realizó a sala llena.

Robledo explicó que para este acto, “quisimos destacar este momento histórico que vivimos con la beatificación de los mártires y por eso convocamos a estos autores que escribieron sobre el obispo”. Además, señaló que en el año de la poesía invitamos a tres poetas de La Rioja para que tuvieran esta linda oportunidad”.

El secretario habló de la importancia que tiene para la provincia el stand en la Feria del Libro de Buenos Aires, sobre todo porque “los riojanos tenemos una ley única que permite a los autores publicar sus libros con el apoyo económico y financiero de la provincia, una ley absolutamente democrática que ha generado una gran producción literaria y eso se puede mostrar en este espacio, que afortundamente tiene una excelente repercusión y ventas.

Posteriormente fueron pasando uno a uno los poetas invitados a mostrar sus obras en este acto. El primero fue Domingo Bordón, chileciteño radicado en La Rioja, autor del libro “Descamisado es el viento”, comprometido con la realidad política y social, y es allí donde dirige sus versos. “En este libro está presnte no solo el paisaje geográfico de La Rioja, también el paisaje humano con algunos personajes y también la mlitancia política y la presencia de aquellos que deciden y dan su vida, su tiempo y su trabajo por los mas débiles”, entre otros temas.

Luego fue el turno de Ramón Guerrero, poeta que ha publicado este sexto libro, “Exhumación de la sed”, poemario que se divide en tres partes: la primera tiene que ver con la sed en sus diversas manifestaciones, la segunda son  poemas rezagados del autor y la tercera lo dedica a homenajear a referentes de la poesía riojana. Editado bajo el auspicio de la ley del libro 6.539, el poeta hizo un especial agradecimeitno a esta herramienta legal que permite publicar. Compartió poemas y un video con el público.

El último poeta que expuso en este acto, fue Rúl Quintero, quien recopiló más de 70 poemas y canciones de autores desconocidos del departamento Castro Barros. El libro, titulado “Anjullón, voces para mi pueblo”, también fue editado a través de la ley 6.539.

En la segunda parte del acto se presentaron las obras dedicadas al obispo beatificado, Enrique Angelelli. La primera en participar fue Marcela Merado Luna, con el libro del recordado Ricardo Merado Luna, reeditados a través de su emprendimeitno editorial Lampalagua.

Marcela se refirió al libro que escribió su padre, “Enrique Angelelli obispo de La Rioja. Aportes para una hisroria de fe, comprimiso y martifrio”, escrito a 20 años del asesinato de los mártires “con la amargura de saber que se cerraban los caminos de la justica y posteriormente, cuando se declaran  nulas las leyes de punto final y obediencia debida, mi padre vio claramente que Angelelli iba a ser convertido en santo y la causa se va iba a reabrir. Murió sin saber lo que finalmente sucedió”, con la condena por el asesinato de los cuatro mártires y la beatificación.

Posteriormente habló Juan Aurelio Ortiz con “El Angelelli que yo conocí”. Quien fuera secreatio del obispo asesinado, cuenta en un lenguaje coloquial sobre aquel “relámpago llamado Angelelli que pasó por La Rioja en los años 70”.

Orgullos de su obra, Alilo cuenta que su libro fue junto a otro, de características academcias, los únicos que se enviaron a Roma para la investigación para la beatificación.

Finalemente, Roberto Rojo habló de la sexta edición del libro “Angelelli la vida por los pobres”, quien declara no haber conocido a Angelelli y además no ser católico. Entonces, como historiador con Víctor y Edgardo Aballay empezamos esta investigación, lejos del mito y la leyenda para saber que había pasado entre dectractores y apologistas. El resultado de este libro, enriquecido en esta ultima edición, y quiero decir que Angelelli no tenía vocación de mártir y murió por promover la justicia social”.

El acto de La Rioja, finalizó con la voz de la Bruja Salguero cantando “La memoria”, de León Gieco y Alejandro Roldán acompañado por Ramiro Pereyra con “Hay que seguir Anadando”.