“Aimogasta, a la sombra del olivo”, el cortometraje aimogasteño que participa del Festival Latinoamericano ANIMA LATINA

Durante esta semana, en nuestra provincia, se está llevando a cabo la 13º edición del reconocido Festival Latinoamericano de Cortometrajes “ImágeneSociales”, organizado por el Gobierno de La Rioja, a través de la Secretaría de Culturas desde el año 2009, y ahora junto al Ministerio de Turismo y Culturas. Este año, uno de los cortometrajes realizados durante la edición número 11 del festival, en el año 2019, se encuentra compitiendo en “Anima Latina: Festival Latinoamericano de Cine de Animación”.

Desde el 18 al 24 de octubre, en Buenos Aires, el Festival Latinoamericano de Cine de Animación estará desarrollándose de manera presencial y online. Junto a otros de Brasil, México y Colombia, en la categoría de “Cortometrajes latinoamericanos realizados por niños y niñas”, se encuentra en competencia “Aimogasta, a la sombra del olivo”, un corto realizado por alumnos y alumnas de 3er y 4to año del 2019, pertenecientes al Colegio Provincial Cornelio Sánchez Oviedo, de Aimogasta, quienes habían participado del taller de “stop motion” en el marco del 11º Festival Latinoamericano de Cortometrajes “ImágeneSociales”.

Desde la Secretaría del Culturas conversamos con Dante Herrera, director de Culturas de la localidad de Aimogasta, y con Luis Zárate, director de Medios Audiovisuales de la secretaría, para saber más sobre esta producción audiovisual que nos representará.

Festival Latinoamericano de Cortometrajes “ImágeneSociales”

Acerca del festival, el director de Medios Audiovisuales cuenta que “nació en 2009 junto a un grupo de realizadores y artistas independientes que pensábamos que las producciones audiovisuales no tenían espacio de visibilización, ni espacios formativos, que se congreguen en un evento. Así fue que planteamos esta idea y decidimos crear este festival”.

Nos explica que, desde su rol de productor, en un comienzo, y ahora estando a cargo del área que realiza el festival, siente un gran orgullo de ver como crece año a año, en participación y calidad. El año pasado, debido a la pandemia, el festival se realizó de manera virtual con algunas proyecciones, “esta edición se ve atravesada por la vuelta a la presencialidad, algo que esperábamos después de un año y medio de pandemia y actividades cerradas, donde el cine y las producciones audiovisuales se vieron afectadas. Hoy, nos vemos con la presencialidad y la posibilidad de expandir el festival a partir de los horizontes digitales, por ejemplo, a través de la plataforma riojana LatePlay, que permite que estas producciones se den a conocer más allá de nuestras fronteras”.

“Aimogasta, a la sombra del olivo”

En la edición número 11 del festival, desde la organización se tomó la iniciativa de descentralizarlo y que no sea realizado solo en la capital riojana, por eso, el taller de “stop motion” llega a la localidad de Aimogasta. El “stop motion” es una técnica de animación que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos por medio de una serie de fotos fijas y sucesivas.

Este taller fue dictado por Sofía Quiróz y Daniel Canto Molina, pertenecientes a la productora Chepo! Animación, enfocada en la creación de cortos animados basados en la identidad cultural de cada territorio, contando, en cortometrajes, la historia de cada lugar a través de mitos y leyendas populares.

Alrededor de 8 chicos y chicas participaron del taller que dio como producto final el cortometraje “Aimogasta, a la sombra del olivo”, en el cual una abuela relata a su nieta la historia del olivo cuatricentenario de Arauco, cuando los españoles indican talar todos los olivos, y una señora logra salvar uno de ellos, del cual surgen los olivos que hoy se encuentran en el departamento.

Sobre esta ocasión, el director de Culturas de Aimogasta recuerda la experiencia con un valor muy positivo, sorprendido por la dedicación que los chicos y chicas habían demostrado en ese momento.

“Cuando se les comentó a los alumnos y alumnas sobre este taller, lo más llamativo fue el entusiasmo que portaban a medida que se les iba explicando los objetivos del mismo, el cual era armar los muñecos de plastilina desde cero, y el proceso que debían seguir para que se transformen en algo animado, y para sorpresa de ellos y ellas, conocer el procedimiento de cómo lograr que los muñecos finalmente aparezcan en movimiento, que puedan hacer lo que ellos ven en la televisión”, explica Dante.

También, una vez finalizado el taller, que cada chico y chica pueda dar un testimonio positivo, “ha sido altanamente gratificante”, nos indica el director de Culturas, “ha sido una experiencia muy linda que nos lleva a impulsar y realizar otros talleres de este tipo en la localidad”.

Dante también recalca la calidez de la productora Chepo! Animación, “la amabilidad y predisposición que demostraron, la ayuda que brindaron a los chicos y chicas, poniendo disposición de cada uno sus propios elementos de trabajo, para que cada participante tenga un contacto estrecho con la técnica, es de resaltar”.

La federalización de la cultura

Como bien decía Luis Zarate, en ese momento se tomó la decisión de descentralizar el festival, y esa es una de las premisas del Gobierno de La Rioja, el llegar a cada rincón de la provincia. Por esta razón es importante acercar la cultura con diferentes políticas de inclusión, esto es algo con lo cual coincide Dante Herrera, “culturalmente, este tipo de actividades, son importantes y enriquecen muchísimo. Donde los chicos y chicas puedan expresarse, armar algo que tenga un sentido, que a partir de una idea que pueda llevarse a cabo todo un proceso, y que dentro de lo cultural se deje enseñanzas, y que estén relacionadas con las tradiciones y las costumbres, es totalmente resaltable”, dice.

Continúa comentando que es necesario demostrar que “la cultura es amplia, y que con una técnica como el `stop motion` también se puede mostrar la idiosincrasia de un pueblo. Yo creo que estos talleres también nos incentivan a realizar más, y nos demuestran que son importantes, y que hay muchas disciplinas dentro de la cultura que se pueden llevar a cabo, y pueden ser incorporadas en los colegios, como en este caso”. También comenta que tuvo la oportunidad de reunirse con algunos de los chicos y chicas que participaron de este taller para darle la noticia de la selección del cortometraje para una competencia, y entre ellos coincidían en que es importante la continuidad de estos proyectos, “que todos y todas sepan que, con la dedicación en un trabajo, luego se pueden ver grandes resultados”.

Resultados a la vista

Luis Zarate destaca que “debido a la calidad del trabajo, tanto en lo estético como en lo narrativo, hoy podemos anunciar que este cortometraje participa de la competencia oficial del Anima Latina 2021”.

La emoción desborda a Dante y piensa en el momento en que se llevó a cabo el taller, expresando que es difícil caer en la cuenta de lo que significa estar en una competencia latinoamericana. “Después de los años que han pasado, la vida que han construido los chicos y chicas que participaron, creo que todavía ninguno cayo en la envergadura de la noticia. Cuando les contamos hasta donde llegaron, que van a participar con otros países, van tomando dimensión de lo importante que es involucrarse en este tipo de actividades”, sostiene.

Asegura también que esto es un hecho cultural para todos y todas, porque ayuda a crecer y poder aportar al crecimiento cultural, “no solamente del departamento, sino de toda la provincia, no solo para felicitar a los y las participantes, sino también que es un ejemplo para que podamos seguir trabajando y seguir generando estas actividades”.

Por su parte, Zárate asegura que es un orgullo siempre ver que el festival, más allá de una cuestión de exposición o vidriera de lo audiovisual, es un espacio formador de riojanos y riojanas que luego producen a nivel nacional y latinoamericano. “Creo que es un orgullo contar con estos chicos y chicas, y también creo necesario seguir descentralizando nuestras actividades, llevándolas al interior porque ahí hay un semillero de jóvenes con muchas ganas de hacer, pero que no siempre tienen las oportunidades. El festival es esto: una oportunidad para que creen y se expresen”.

También resalta la importancia de llegar a los barrios de la capital riojana con diferentes propuestas, como es en el caso de esta edición del festival, trabajando el concepto de la territorialidad, “las historias están, solo falta hablarlas para que salgan y poder contarlas desde lo audiovisual. Siempre digo que el arte es catártico y, en este caso, permite transmitir las historias y visibilizar realidades a través de imágenes”, cierra el director.

La programación de la 13º edición del Festival Latinoamericano de Cortometrajes ImágeneSociales se encuentra disponible en culturalarioja.gob.ar y este año alcanzó diferentes barrios y zonas de la provincia con talleres apostando a la formación y crecimiento en el sector.